TRASTORNOS ALIMENTICIOS

 

Existen muchos trastornos alimenticios también denominados trastornos de la alimentación o psicopatologías alimentarias, algunos de ellos han sido ampliamente estudiados, pero hay otros de los que aún se conoce poco.


Los trastornos alimenticios están relacionados con la alteración de los hábitos alimenticios comunes. Son provocados por múltiples factores socioculturales, familiares e individuales, pero sus principales causas son la ansiedad y la excesiva preocupación por el peso corporal y el aspecto físico.


Fue a finales del siglo XVIII cuando los trastornos alimenticios empezaron a considerarse como enfermedades y con el transcurso del tiempo se han ido sumando a la lista nuevas patologías que incluyen síntomas de lo más extraños, que afectan principalmente a jóvenes y adolescentes, aunque los niños y adultos no escapan a algunos de ellos.


Por su creciente incidencia y sus mortales consecuencias, los trastornos alimenticios se han convertido en un grave problema de salud pública.


En situaciones normales comemos para saciar nuestro apetito y para tener una buena nutrición y salud. Otras veces comemos por placer o por el simple hecho de compartir un buen momento con otras personas. Sin embargo, hay ocasiones en que la relación con la comida se vuelve extraña, se hacen cosas que salen del terreno de lo normal y que son destructivas tanto a nivel físico como emocional.


Los trastornos alimenticios están relacionados con la alteración de los hábitos alimenticios comunes. Su principal causa es la ansiedad y la excesiva preocupación por el peso corporal y el aspecto físico.


Fue a finales del siglo XVIII cuando los trastornos alimenticios empezaron a considerarse como enfermedad. A continuación describiremos brevemente en qué consisten algunos de los principales trastornos alimenticios conocidos a la fecha, entre los que figuran: Obesidad, Vigorexia, Ortorexia, Síndrome del comedor selectivo, Síndrome del comedor nocturno, Anorexia Nerviosa, Pregnorexia, Bulimina Nerviosa, Atracón compulsivo, Síndrome de Pica, Síndrome del Gourmet, Diabulimia y Ebrorexia.

Otros trastornos alimenticios



• Obesidad

Es el trastorno alimenticio más frecuente, se caracteriza por un exceso de grasa que se traduce en aumento del peso, sobrepasando un 15% del peso ideal.

 

• Ortorexia

Se define como la obsesión por comer comida saludable. Quienes la padecen tienen obsesión por la ingesta de productos probióticos, alimentos orgánicos, cultivados ecológicamente sin sustancias artificiales, entre otros. También presentan obsesión por la preparación de la comida y los recipientes utilizados para cocinar los alimentos.


• Vigorexia

La vigorexia se caracteriza por la obsesión de querer tener un cuerpo perfecto. Quienes la padecen asocian la belleza con el aumento de la musculatura y con una gran tonicidad, por lo que el ejercicio se vuelve una adicción para ellos. Los vigoréxicos utilizan anabólicos y suplementos alimenticios que no están aprobados y que pueden poner en riesgo la salud.


• Síndrome del comedor selectivo

Se define como comedor selectivo a las personas que se nutren exclusivamente de menos de 10 alimentos, durante un mínimo de 10 años y generalmente está asociado a otros trastornos alimentarios. Suelen aparecer con mayor frecuencia en la niñez muchas veces como consecuencia de carencias afectivas, traumas o problemas psicológicos.


• Síndrome del comedor nocturno

El comedor nocturno se levanta a comer por la noche aunque continúa dormido, asalta la nevera para comer compulsivamente y como no está consciente de lo que hace, no recuerda nada al despertar. Este trastorno alimenticio se asocia con el comedor por atracones, con la bulimia y la obesidad. Quienes lo padecen, suelen hacer dieta durante el día.

 

• Anorexia Nerviosa

La anorexia nerviosa o simplemente anorexia es un trastorno alimenticio con mayor incidencia en la mujeres, principalmente adolescentes. Se caracteriza porque la persona se priva de comer intencionalmente provocando con ello una pérdida extrema de peso. Estas personas suelen realizar estrictas rutinas de actividad física para no ganar peso.


• Pregnorexia

Se denomina pregnorexia a la anorexia en mujeres embarazadas, que con el afán de bajar de peso, ponen en riesgo no solo su propia vida, sino la vida de su futuro hijo.


• Bulimia Nerviosa

La bulimia es un trastorno alimenticio caracterizado por la ingesta de grandes cantidades de alimentos (también llamados atracones), tras los cuales las personas utilizan métodos no apropiados,denominados purgas, para deshacerse de los alimentos ingeridos, tales como auto provocarse el vómito, utilizar laxantes, enemas, o medicamentos diuréticos, o bien realizar ayunos o ejercicio excesivo para controlar el peso.


• Atracón compulsivo

Este trastorno alimenticio conocido como Binge Eating Disorder, por su nombre en inglés, es más frecuente en mujeres. Consiste en episodios de comilonas o atracones descontrolados en breves periodos de tiempo ( por lo general 2 horas), hasta que las personas se sienten negativamente llenas. A diferencia de la bulimia, quienes lo padecen no utilizan purgas para eliminar el exceso de comida y tras los atracones experimentan sentimientos de culpa y desánimo.


• Síndrome de Pica

El síndrome de Pica o simplemente pica es una extraña enfermedad alimenticia que provoca el deseo urgente de ingerir sustancias no destinadas al consumo humano, tales como yeso, detergente, pelo, hielo, jabón, entre muchas otras. Según el tipo de sustancia ingerida, el síndrome de pica toma nombres específicos, por ejemplo: Geofagia (comer tierra), Pagofagia (comer hielo), Tricofagia (comer pelo).


• Síndrome del gourmet

Quienes padecen el síndrome del gourmet viven obsesionados con la preparación de la comida, desde la compra y preparación hasta la presentación e ingestión de exquisitos platillos, a tal punto que pierden el interés en sus relaciones familiares, sociales y laborales.


• Diabulimia

La Diabulimia es una peligrosa patología en la que se mezclan la diabetes mellitus tipo 1 y los trastornos alimenticios. Se presenta en mujeres que sufren este tipo de diabetes, quienes con tal de adelgazar, suprimen o se saltan las dosis de insulina inyectadas que necesitan para llevar una vida normal, tomando apenas lo necesario para sobrevivir, poniendo en grave riesgo su salud.


• Ebriorexia

Aunque no es aún un término oficial, se está utilizando para denominar un nuevo trastorno alimenticio con mayor incidencia en mujeres. Quienes lo padecen no comen o se dan atracones seguidos de purgas, para compensar las calorías que ingieren a través del alcohol que consumen en exceso. Se puede decir que el término describe a personas alcohólicas anoréxicas o bulímicas, en las que el alcohol es básicamente la única fuente de calorías que las sustenta.


Existen ciertos denominadores comunes de los síntomas de los trastornos alimenticios, entre ellos figuran la distorsión de la auto imagen corporal, el excesivo temor o pánico a subir de peso y un conjunto de auto lesiones que pueden provocar secuelas graves e irreversibles o incluso pueden conducir a la muerte a quienes los padecen.