METODOS Y PRUEBAS DE DIAGNOSTICO

VER PARA DIAGNOSTICAR



La medicina necesita guiarse por los síntomas y signos que presenta el cuerpo del paciente a fin de determinar el tipo de patología con la que se enfrenta.


Muchos de esos signos pueden apreciarse con los sentidos:

• olfato, detectando olores particulares;

• tacto, mediante la palpación de diversas partes del cuerpo;

• oído, mediante la auscultación de la cavidad torácica o abdominal y

• vista, tal vez el más importante de todos ya que sus mensajes están compuestos por datos de color, forma y movimiento.

 

Con el avance de la tecnología aplicada a la medicina, muchos de esos mensajes se han podido interpretar a través de aparatos cada vez más complejos, los cuales brindan al profesional un creciente universo de información para realizar su diagnóstico. Con la aplicación de la informática a los métodos de diagnóstico por imágenes esos recursos adquieren la posibilidad de refinarse, almacenarse, procesarse e incluso compartirse con otros usuarios desde los bancos de datos.

 

Los actuales métodos de diagnóstico y técnicas de asistencia terapéutica son capaces de obtener imágenes de altísima calidad de zonas del cuerpo que serían inaccesibles sin invasión del organismo: radiación, ultrasonido, resonancia magnética y captación de señales de video a través de fibra óptica son sólo algunas de las posibilidades con las que podemos contar.

 

MIRARNOS POR DENTRO


  

Luego de siglos en que sólo actuaba la simple mirada del galeno, los Rayos X fueron la primera tecnología aplicada al diagnóstico por imágenes, y los pioneros entre los métodos que hoy nos permiten observar el organismo por dentro. Esta centenaria invención del físico Wilhelm Roentgen fue tan revolucionaria en su momento que permitió definir diagnósticos más precisos para realizar tratamientos más exitosos.

 

Esta técnica logra mostrar las estructuras internas del cuerpo al graficarlas en una placa sobre la cual impacta la radiación luego de traspasar al paciente. Los tejidos más densos como las estructuras óseas impiden el paso de la radiación, razón por la cual se observan de color blanco al revelar la placa. Aquellos más blandos, como los músculos por ejemplo, se ven en escala de grises.

 

Es necesario aclarar que la radiación no está exenta de efectos nocivos para el organismo, tanto de los pacientes como de los técnicos. Por ello es necesario cumplir estrictamente con ciertas medidas de precaución.

 

ULTRASONIDO

 

El ultrasonido comenzó utilizándose para seguridad de los navíos (1), pero como muchos de los adelantos en la industria, las comunicaciones e incluso la actividad bélica, luego pudo brindar sus servicios a la salud humana.

 

El mismo principio del rebote del sonido permite detectar en el cuerpo lo que los técnicos llaman interfaces, es decir, los cambios en las estructuras corporales. El eco provocado por la emisión de un sonido permite reconstruir esas estructuras en unas imágenes que pueden develar la clave del diagnóstico.

 

La técnica simplemente explicada consiste en emitir un pulso ultrasónico que, al propagarse por el organismo choca contra las paredes de los diferentes órganos. El aparato capta el eco, midiendo con una gran exactitud la distancia a la cual se encuentran las diferentes estructuras. Contando con varios ecos distintos podemos detectar distintas interfaces, las cuales son traducidas por un Transductor para armar la imagen que luego podremos observar. Nuevamente, la diferencia de densidad de las distintas estructuras se revelan en la imagen con diferentes tonalidades.

 

El proceso de esa traducción es técnicamente muy complejo para explicarlo en este artículo, pero lo que nos interesa es que la imagen obtenida es verdaderamente muy fiel al original.

Existen en la actualidad técnicas que permiten imágenes en colores y tres dimensiones. La potencia a la que se usa el ultrasonido es tan baja que resulta inocua tanto para el paciente, incluido un feto en formación, como para el personal de salud. Para una pareja que espera su bebé, la imagen que les devuelve el ecógrafo puede convertirse en el primer retrato del niño que crece en el útero. En efecto, la utilidad más conocida de la ecografía es la fetal.

 

MUCHO MAS POR VER

 

A pesar de que la conocemos ligada a la ginecología, la ecografía se usa en muchos otros campos médicos. En cardiología adquiere gran relevancia, no sólo por su precisión sino también por su inocuidad. El ecocardiograma es hoy uno de los tests cardiológicos más usados. Pero aun hay más...

 

Usted seguramente ha escuchado hablar del eco-Doppler, o incluso ha sido sometido a uno. Realizado con el mismo aparato que se usa para las ecografías tradicionales, este estudio permite observar el flujo sanguíneo. El sistema está diseñado para que el cardiólogo reconozca el sentido de la circulación registrándolo en diferentes colores (2). La intensidad en que se presentan los tonos indican al profesional la velocidad a la cual circula el fluido. De esta manera, el eco-Doppler permite descubrir las anomalías en el flujo/reflujo sanguíneo sin invasión con un alto nivel de seguridad tanto para el paciente como para el técnico.

 

La aplicación de la informática a estas técnicas confiere inmensos beneficios, como el de poder grabar digitalmente la información obtenida, procesarla con un ordenador, archivarla, etc. Si Ud. comienza a asombrase de las posibilidades de los distintos métodos de diagnóstico por imágenes, no podrá perderse la segunda parte de este artículo, en la cual abordaremos técnicas aun más sorprendentes.

 

UN MAPA DEL CUERPO

 

En la primera parte de este artículo rescatamos una técnica que fue pionera en el campo del diagnóstico por imágenes, y que aun hoy presta servicios esenciales: los rayos X. Este sistema no sólo produce las conocidas imágenes de las placas radiográficas, sino que posibilita otro método de vital importancia en la medicina actual. La Angiografía usa los rayos X produciendo imágenes en movimiento utilizando un sensor que convierte estos rayos en luz. Una videocámara los registra y muestra al profesional el interior del cuerpo del paciente en tiempo real.

 

Uno de sus usos más importantes es el diagnóstico y abordaje de la estenosis. Esta alteración vascular consiste en el taponamiento de una o más arterias, producido por la placa de ateroma, es decir, acumulación de colesterol (grasa) circulante por la sangre. Se inyecta en el sistema circulatorio un líquido de contraste que se comporta como opaco a la radiación. De esta manera, se pueden ver claramente los vasos sanguíneos en una pantalla, determinando la manera en como se desplaza la sangre por las arterias. Un angiógrafo digital permite además transformar esas imágenes en información electrónica para ser archivada desde la computadora para su procesamiento en pos de mejorar el diagnóstico.

 

DEFINICION

 

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica que se practica a través de pequeñas incisiones, usando la asistencia de una cámara de video que permite al equipo médico ver el campo quirúrgico dentro del paciente y accionar en el mismo. Se llama a estas técnicas mínimo-invasivas o de mínima invasión, ya que evitan los grandes cortes de bisturí requeridos por la cirugía abierta o convencional y posibilitan, por lo tanto, un periodo post-operatorio mucho más rápido y confortable.

 

La cirugía se realiza gracias a una video-cámara que se introduce en el cuerpo a través de una incisión. Esta cámara de pequeñísimo tamaño cuenta con una fuente de luz fría que ilumina el campo quirúrgico dentro del organismo.

 

El equipo laparoscópico en el quirófano cuenta con monitores de alta resolución donde el cirujano y su equipo pueden ver las imágenes producidas por la video-cámara en un tamaño mayor. Esta técnica de aumento de la imagen ha hecho que muchos confundan a la laparoscopía con la microcirugía, a la cual se recurre para realizar intervenciones en objetos de mínimo tamaño, como partes del sistema auditivo, nervios, arteriolas, que requieren de la asistencia de un microscopio para aumentar muchas veces el tamaño de la imagen.

También se la ha llamado erróneamente cirugía láser, pero esta confusión proviene del uso de un instrumento de cauterización que utiliza el láser en lugar del electrocauterio. La ventaja es que el láser no empaña el campo visual como la cauterización tradiciona

 

¿Qué es? RESONANCIA MAGNETICA NUCLEAR

 

La resonancia nuclear magnética (RNM) es una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza el magnetismo de los núcleos atómicos de la materia (tejidos, órganos, huesos, etc.) captado por microimanes. Esta "señal" es traducida en imágenes muy precisas, las cuales revelan un sinnúmero de situaciones anómalas que un profesional experimentado puede interpretar para el diagnóstico de diversas patologías.

 

Físicamente, se realiza en una estructura cilíndrica, similar a un tubo, en la que se introduce al paciente. El sistema está conectado a un equipo informático y a un monitor. Las ondas electromagnéticas son las que producen la imagen: no hay presencia de radiaciones nocivas, lo cual la transforma en un método seguro, además de no invasivo.

 

La reconstrucción de estas señales en imágenes puede hacerse por métodos bi o tridimensionales, aunque los más utilizados son los primeros. A través de ellas puede verse con excelente resolución el contraste entre tejidos duros y blandos, lográndose una gran definición de estructuras anatómicas, tumorales, lesionales, etc.

 

Su antecesora inmediata en el desarrollo de las técnicas diagnósticas es la Tomografía Computada (TC), a la cual ha superado en muchos usos ya que permite obtener imágenes transversales y longitudinales del cuerpo con más detalle, y sin tener que mover al paciente. El creciente desarrollo de la informática permite obtener imágenes con mayor resolución espacial y multiplanaridad. Esto convierte a la RNM en la técnica de diagnóstico por imágenes más sensible para analizar patologías de muy diversa índole.

 

Es necesario diferenciarla absolutamente del ultrasonido, o ultrasonografía, el cual se basa en el principio del sonar. En él, sonidos de alta frecuencia se transmiten a través de los tejidos, registrándose los ecos que se producen al chocar contra las estructuras del cuerpo. Esta señal se reproduce en una pantalla, conformando una imagen para el diagnóstico o el apoyo de ciertas técnicas invasivas, como algunas punciones.

 

Mineral óseo – DENSITOMETRIA OSEA

 

El esqueleto es un complejo sistema de huesos que, articulados entre sí, tienen la función de dar sostén y en muchos casos protección al resto del cuerpo. El tejido óseo está compuesto básicamente de un mineral, el calcio, que le da dureza y resistencia si se encuentra en un porcentaje apropiado de la composición ósea. Sin embargo, por diversas causas ese porcentaje o densidad ósea puede variar y disminuir, volviendo a los huesos mucho más frágiles y menos resistentes a las fracturas.

 

El estudio o test que mide esta característica de los huesos se denomina Densitometría Ósea (DO) o Rastreo de la Densidad Ósea.

 

La DO es una manera segura, efectiva, no invasiva e indolora de obtener información importante acerca de los huesos. El rastreo utiliza rayos X de baja energía: poseen una intensidad similar a la de los rayos X usados para una radiografía de tórax.

 

Su realización es sencilla, y no requiere de una especial preparación por parte del paciente. Éste se acuesta en una camilla y sobre él se encuentra un escáner que recibe la radiación que proviene desde abajo, pasando a través las partes del cuerpo que el médico desee estudiar. Las partes que más interesan por lo general son la zona inferior de la espalda, la cadera, la muñeca, etc. Al recibir los rayos, el escáner determina la densidad ósea que presentan los huesos en esas zonas.

 

Debido a que utiliza radioactividad, este rastreo no se lleva a cabo en mujeres embarazadas. Si una mujer está encinta o piensa que podría estarlo, debe informárselo a su médico inmediatamente para que así se pueda tomar una decisión acerca del rastreo.